sábado, 18 de enero de 2014

Pla de Vistabella - La Estrella

Resumen.

      Desde el Pla de Vistabella, descendemos al río Montlleó para recorrer un tramo de su cañón pasando por el molino y surgencia de Los Ojales y el Santuario de la Virgen de la Estrella (Mosqueruela). Después regresamos al Pla y visitamos el sumidero de L'Engolidor, donde se ocultan las aguas que transporta la Rambla del Pla procedentes de Penyagolosa.

Santuario de la Estrella (Mosqueruela) junto al río Montlleó

Distancia aproximada: 12,6 km
Desnivel acumulado: 556 m

Enlace al track de la excursión




Descripción del recorrido.

Bancales en el cañón del río Montlleó
          Comenzamos la excursión a 1103 m de altitud en el km 6 de la CV-1720, carretera asfaltada que recorre el Pla de Vistabella, de sur a norte, partiendo del cruce de la CV-170 con la pista a Sant Joan de Penyagolosa, cerca de L'Alforí. Caminamos hacia el norte y pronto finaliza el asfalto continuando por una pista de tierra en buen estado. Dejamos a la izquierda el Mas de Padilla, rodeado de bancales que se precipitan por la cabecera del Barranc del Catxerulo. 
          El terreno está formado por margas y calizas margosas beiges y grises. Descendemos cómodamente al río Montlleó por la pista, mientras nos vamos adentrando en un bosque de pinos laricios, carrascas, quejigos, sabinas negrales y enebros, que cada vez es más denso según nos deslizamos por la umbría. El sotobosque está plagado de romeros, aliagas, tomillos y herbáceas.
Penyablanca y lecho seco del río Montlleó
          Tras pasar junto a las ruinas del Mas del Catxerulo, el camino inicia una serie de zigzag para perder altura más rápidamente. Ya vemos al nordeste el profundo cañón del río Montlleó con los farallones rojizos de la Serra Negra y el Picaio (1304 m) de Vilafranca.
          Las vaguadas y buena parte de la vertiente por la que andamos, han sido abancaladas aunque en la actualidad los pinos lo invaden todo. En la cota 950 m dejamos a la derecha una pista que va L'Alfarder, y poco más abajo desechamos otra pista, ahora a la izquierda, que va a la Ombría del Bovalar, frente al Santuario de La Estrella. Seguimos descendiendo y en la cota 815 m cerca de una carrasca monumental, abandonamos la pista que se dirige al Mas de Làssaro, para tomar por la izquierda un camino peor conservado que se precipita hacia el Montlleó por el Mas de Penyablanca. Alrededor del mas encontramos, junto a sabinas y carrascas, abundante boj que nos acompañará el resto del trayecto por el río.
Río Montlleó
          Alcanzamos el Montlleó en la cota más baja de la excursión (755 m). Ahora recorremos unos 600 m río arriba, intercalando el camino con el cauce rocoso. Este tramo puede estar inundado una parte del año, después de los períodos de lluvia, debido al abundante caudal del manantial de Los Ojales adonde nos dirigimos. Según la afluencia de agua conviene llevar calzado para vadear la torrentera, ya que podemos llegar a cruzarlo hasta en seis ocasiones.
          Aquí el lecho del río, flanqueado por altos chopos, está formado por bloques redondeados de caliza blanca, aunque a veces aflora la roca calcárea, cubiertos generalmente de musgo seco, testimonio de inundaciones recientes. Es fácil distinguir la Penyablanca, una pared de ese color de más 100 m de grosor que corta un meandro del río y que corresponde a estratos de caliza compacta del Cretácico Superior.
          Si observamos las paredes que modelan el cañón del Montlleó, tanto en las calizas grises como en las dolomías rojizas, podemos apreciar formas de origen cárstico como conductos de agua relictos y antiguas formaciones espeleológicas, como coladas o estalactitas. Estas se originaron en cavidades subterráneas por donde circulaba antiguamente el caudal basal del río, y han aflorado como consecuencia del hundimiento continuado de la red de cavernas, creando la profunda garganta que hoy vemos.
Molino de Los Ojales
        La desfigurada pista finaliza en el Molino de Los Ojales, rodeado de viejos álamos negros, justo cuando se incorpora por nuestra derecha el Barranc del Frares. Este barranco forma parte de la frontera entre Aragón y el País Valenciano definida a principios del s. XIV , al Este Vilafranca, y al Oeste Mosqueruela. Desde este punto hacia el suroeste continúa por el río Montlleó hasta el Barranc del Molló, cerca del Molí de Lluna. Al norte de esta línea imaginaría se encuentra el término de Mosqueruela (Aragón), al que pertenecen Los Ojales y la aldea de La Estrella, y al sur el de Vistabella del Maestrat.
          El molino está totalmente perdido, aunque se mantiene parte de la acequia que canalizaba el agua del manantial hasta la balsa y el cubo por donde se precipitaba el agua para mover la maquinaria. Sí se conserva lo que suponemos sería la vivienda del molinero.
         Continuamos hacia el Oeste buscando una senda que transita por la derecha de la acequia, entre matas de boj y un muro de piedra seca que soporta un bancal. Pasamos por encima de la surgencia de Los Ojales, la más importante del río ya que normalmente permanece activa durante largos períodos del año. Comenzamos a ascender por la ladera de la solana para salvar dos meandros entre carrascas y pinos jóvenes acompañados de boj, romero, aliagas, espliego, sabinas y enebros.
Fuente de La Estrella
          Tras el segundo meandro divisamos La Estrella e iniciamos el descenso serpenteando entre los muros de piedra seca que sustentan estrechos bancales abandonados. A escasos metros del cauce del río, la senda llanea hasta llegar a las casas de la aldea despoblada.
          Entramos en la plaza Mayor por un pasillo entre la antigua hospedería de la Casa Vieja y el Santuario de la Virgen de la Estrella. En el centro de la recoleta plaza empedrada hay una vieja morera que acoge a numerosos gatos alimentados por Sinforosa y Martín, la familia que habita y mantiene el lugar. Si tenéis la suerte de encontraros con ellos, seguro que comparten con vosotros jugosas historias de la localidad y además, muy amablemente, os podrán enseñar el interior de la iglesia. En este enlace podréis encontrar abundante información sobre La Estrella.
        Nos dirigimos hacia el Este junto al pretil del río hasta el lavadero y la fuente donde podremos abastecernos de agua. A continuación cruzamos el río por un puente en dirección sur. En la otra orilla tomamos una vereda, a tramos empedrada, que remonta la umbría flanqueada por muros de piedra seca. Al principio nos encontramos con un afloramiento de arenas blancas de la facies de Utrillas del Cretácico Inferior, conocido como El Arenal, que al erosionarse han formado balmas bajo un estrato de duros conglomerados.
Piedra seca en el Pla de Vistabella
          Según subimos, el bosque se espesa y la senda se estrecha mientras serpentea entre los altos pinos laricios y un manto de herbáceas y gramíneas. Llegamos a la pista de la Ombría del Bovalar que tomamos hacia a derecha (Oeste) bordeando la ladera para introducirnos en el Barranc del Cirer. La pista está cementada en el tramo de mayor pendiente. En el umbrío barranco surgen grupos de arces entre los abundantes pinos laricios muchos de ellos cubiertos de hiedra. Nos aproximamos al llano y aparecen los bancales invadidos por pinos jóvenes, carrascas y enebros.
          En la Pla clarea la vegetación y se extienden los campos de cultivo. Surgen mases a nuestro alrededor cuando ya vemos al sur la silueta de Penyagolosa. La pista transita ahora por un ancho azagador bordeado por muros de piedra seca que delimitan campos y cercados. Después de pasar el Mas de Batiste, dejamos la pista que se dirige a Vistabella y tomamos otra a la izquierda, menos clara, que se encamina a los campos labrados. Al llegar a ellos encontramos una caseta de piedra seca y un muro que seguimos hasta acabar en un ribazo que separa dos campos contiguos.
Sumidero de L'Engolidor
      Caminando sobre él, hacia unos chopos aislados, hallaremos l'Engolidor, un sumidero por donde desagua la Rambla del Pla cuando lleva agua.
         El Pla de Vistabella es una cuenca endorreica donde las aguas superficiales, fruto de las lluvias y el deshielo, se canalizan por la red fluvial de la Rambla del Pla y, en lugar de desembocar en un río, se introducen en el subsuelo por este desaguadero. Se ha comprobado que estas aguas vuelven a brotar en Els Ullals, unas surgencias que se encuentran junto al Mas de Làssaro en el mismo lecho del río Montlleó, a unos 3 km de distancia y 350 m de desnivel.
        Para regresar a la carretera CV-1720, donde hemos comenzado la excursión, seguimos la rambla aguas arriba y en una curva la abandonamos para tomar otro ribazo que nos conduce a la carretera asfaltada.