jueves, 27 de diciembre de 2012

Culla - Riu Montlleó (PRV-225)


Resumen.

Esta espectacular ruta recorre el sendero PRV-225 que, partiendo de Culla, desciende al río Montlleó rodeando los acantilados de Penyacalba, en la parte más profunda de su cañón. Al estar señalizado no tiene ninguna dificultad de orientación, aunque sí un fuerte desnivel con pendientes muy pronunciadas.

Penyacalba

Distancia aproximada: 13,3 km

Desnivel acumulado: 724 m.

Enlace al track de la excursión



Descripción de recorrido.

Ermita de Sant Cristòfol (Culla)
          Salimos de Culla hacia el sur por el viejo camino de Benafigos, ahora una pista cementada durante un tramo. Descendemos, entre muros de piedra seca junto a unas granjas, a un collado en el que dejamos a la derecha el camino que conduce a la Font de l'Oli (PRV-225-1). Ascendemos enseguida a la Lloma d'en Bom donde se bifurca la pista, enfrente se dirige a la ermita de Sant Cristòfol, pasando por el derruido Molí de Vent, pero nosotros seguimos por la derecha. Al poco se parte de nuevo y volvemos a tomar la pista de la derecha que circula en paralelo al campo de fútbol.


Camino por el carrascal
          Pronto iniciamos el prolongado descenso al río Montlleó. Al principio recorremos un trecho del Assagador de la Picossa, por el que circula la pista forestal, hasta pasar el Mas de Penyacalba donde la abandonamos, continuando por un sendero que se desliza por la cabecera del Barranc de la Penyacalba. Al llegar al lecho del torrente, seguimos la senda que continúa aguas abajo, mientras el azagador asciende la vertiente hacia el sur. Transitamos por la umbría del frondoso carrascal. Cuando dejamos el barranco, atravesamos unos canchales que se deslizan del extremo norte de Penyacalba, donde podremos observar su imponente acantilado de más de 100 m. de roca caliza. Llegamos a un collado, bajo nosotros se ve el río Montlleó y la desembocadura del Riuet de Vistabella que procede de la Vallusera, enfrente la Lloma de Benafigos.

Roca de la Teula - Riu Montlleó
          Desde aquí nos precipitaremos en largos zigzag por la soleada ladera hasta retomar el lecho del barranco que ahora se llama Dels Infernals. Recorremos un carrascal moteado de longevos enebros, jóvenes sabinas y pinos carrascos con abundantes labiérnagos de hoja ancha, brezos, romeros y aliagas. Cerca ya del Montlleó tomamos una pista entre campos cultivados que lleva al Mas del Forcall, el cual dejaremos a la derecha para entrar en el lecho pedregoso del río. Éste suele estar seco ya que sólo se inunda durante unos días tras episodios prolongados de precipitaciones.

Cabras hispánicas en el Barranc dels Talons
          Lo recorremos hacia el sur, sobre blancos cantos rodados, siguiendo los meandros encajados, testimonio de cuando el río circulaba lentamente por una llanura antes de excavar el profundo cañón. En uno de estos meandros asoma entre los cantos los estratos calcáreos grises y rojizos de la Roca de la Teula. Poco después, frente a nosotros se yergue la fabulosa mole del Cingle Verd, horadada por numerosos conductos cársticos, como cuevas y abrigos. Es el tramo más profundo del cañón del río Montlleó, ya que entre su cima (La Picossa 1062 m) y el río hay 580 m de desnivel.


Cingle Verd - Riu Montlleó
          Antes de llegar a la base del Cingle cruza el río el viejo camino de Benafigos. Por la derecha (sur) está Benafigos pero nosotros seguimos las marcas del PR por la izquierda, abandonando el sinuoso cauce. Remontamos por el Racó de les Barraques , donde antiguamente se guardaba ganado, junto al desagüe del barranco de Talons. Pronto serpenteamos por la base de Penyacalba, surcando amplias pedrizas entre carrascas, pinos carrascos, labiérnagos, cornicabras, lentiscos, romeros, brezos y adelfas. Tras pasar bajo la roca extraplomada que llaman la Barba de Penyacalba llegamos a un excelente mirador entre ésta y el Cingle Verd: el Assomador de la Cingla. Un buen lugar para contemplar el río Montlleó, Benafigos, Vistabella y Penyagolosa. Con un poco de suerte también veremos los buitres leonados descansando en los escarpes de Penyacalba y el Cingle Verd, y algún grupo de cabras hispánicas.

Buitre leonado en el Cingle Verd
          Seguimos subiendo acercándonos al barranco de Talons cuando vemos al sur (derecha) la Cova Blanca, un abrigo de grandes dimensiones bajo La Picossa. La senda cruza la pista que viene del Mas de la Xurumbela, al que llegamos cerca ya del Collet Gros. Desde aquí el camino está cementado y desciende por el Mas de les Barredes hasta alcanzar de nuevo el campo de fútbol y regresar a Culla, por el mismo camino que hemos iniciado la excursión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario