martes, 24 de noviembre de 2015

Penyagolosa por el Portellàs y la canal.

Resumen.

     Al pico de Penyagolosa se accede normalmente por la trillada senda que supera la cuesta de su cara norte, pero también se puede llegar por la vertiente sur, a pesar de tener unos acantilados verticales de más de 150 m de altura. Esto es posible remontando la larga canal que se ha formado entre sus dos cimas gemelas.

Canal de Penyagolosa desde el Cantal de Miquelet
Distancia aproximada: 8,6 km
Desnivel acumulado: 620 m

Enlace al track de la excursión



Pedrera del Portellàs
Faja de las vías de escalada
     Por la cara sur, la ascensión caminando es un poco dificultosa y requiere de cierta experiencia en la montaña, y también ausencia de vértigo, ya que es necesario trepar en algún momento, incluso ayudándose de una cadena extratégicamente instalada en un paso en el que faltan los agarres.
     Sin embargo, no es difícil, ni es necesario material de escalada, tal vez sí es conveniente el uso de algún tipo de casco, por precaución a la posible caída de piedras.
    La aproximación a la canal, desde Sant Joan de Penyagolosa, la vamos a realizar utilizando el sendero de la Lloma de Conill para subir y el de la Pegunta para bajar, de forma inversa a como lo hicimos en la vía normal de ascensión al Pic de Penyagolosa.
     Desde el Corralico, en la base del pico, se puede llegar a la canal sur rodeándolo por el Oeste, siguiendo el camino circular de Penyagolosa que pasa por la Nevera de la Cambreta y el Cantal del Miquelet, pero nosotros vamos a utilizar otro más corto que pasa a la vertiente meridional por el Portellás, collado situado al Este del pico.
     Partimos pues de la fuente de Sant Joan (1280 m) hacia el suroeste y tomamos el sendero PRV-79, Camino de Lucena del Cid, que se adentra en el pinar.
Destrepe de la faja
              Nos encaminamos hacia la Lloma del Conill (1390 m), divisoria de aguas entre los barrancos de la Pegunta al Este, y el de la Teixera, al Oeste. Recorremos su estrecha carena, en la que la caliza gris aparece desnuda.
    Franqueamos una cancela para el ganado y antes de finalizar la Lloma nos desviamos a la izquierda para descender al Barranc del Forn, originario del de la Pegunta, siguiendo las marcas amarillas y blancas.
Camino por debajo de la faja
     Ascendemos ahora por su lecho seco y, al salir de él, giramos a la derecha por una loma que nos conduce a el Corralico (1510 m), en la falda del Pic de Penyagolosa, donde está la pista forestal que lleva al Mas de la Cambreta.

Inicio de la canal
   A continuación tomamos la senda normal que asciende al pico, hasta la Caseta de l' Ombría (1625 m). Al pasarla encontramos un cartel que nos indica el sendero, poco transitado y carente de marcas salvo algunos hitos, que nos lleva al Portellás (1693 m).
    Desde este collado tenemos una buena visión del cantil suroriental de Penyagolosa y su caseta de vigilancia.
     Bajamos el Portellás hacia el sur, serpenteando por una inclinada pedrera que abandonaremos tras descender unos 50 m. Giramos a la derecha (oeste) guiados por unos hitos que nos conducen a la base de la imponente pared caliza.
     Aquí tenemos dos opciones, una sigue bajando unos metros siguiendo unos hitos hasta situarse por debajo de esta faja, y la otra se arrima a las altas paredes donde se encuentran las vías de escalada, y que fue la utilizada por nosotros.
     La primeras vías de escalada de la cara sur de Penyagolosa se abrieron a finales de los años 50 del siglo pasado por parte de montañeros del Centre Excursionista de Castelló. El 12 de Agosto de 1961, J.L. Viciano y F. Guallart abrieron la Vía Directa, de unos 180 m de longitud, usando una cuerda de cáñamo de 40 metros y 22 clavos, que por su puesto recuperaron, cómo era costumbre en aquella época. Hoy existen más de 40 vías, la mayoría de ellas equipadas. 
    El sendero de las vías de escalada es espectacular, transitando bajo el impresionante muro de calizas amarillas y rojizas (consecuencia de un alto contenido en hierro), con algunos pasos aéreos y   un destrepe final de unos 50 m, casi más delicado que la propia ascensión por la canal.
     Tras el destrepe coincidimos con el sendero que circula por debajo de la faja, y enseguida llegamos a la canal sur.
     Desde el pie de esta hendidura comprobamos que impresiona más desde arriba que desde aquí. Nos ponemos los cascos y comenzamos a subir escalonadamente, los aproximadamente 150 m de desnivel que nos separan de la cima. 
    De cuando en cuando hay que usar las manos para afianzar algún paso, pero en general la ascensión es bastante cómoda. Sólo cuando estamos finalizando, un gran bloque de roca ciega el paso y aquí es donde se ha instalado una cadena que nos ayuda a superarlo sin dificultad. 
      La salida de la canal se efectúa por la derecha hacia el monolito del vértice geodésico situado en la cima de Penyagolosa (1815 m).
    Después de descansar y gozar del paisaje que nos rodea, emprendemos la vuelta por la senda normal que recorre la vertiente norte.
     Al llegar al Corralico, continuamos bajando por el Barranc del Forn y sin abandonarlo llegamos al Barranc de la Pegunta. Seguimos la senda didáctica del Parque Natural que nos muestra las diferentes especies vegetales que enriquecen este húmedo paraje, pasando por la Font de la Pegunta y la Font Nova. Después cruzamos el lecho del torrente y salimos a la pista forestal que nos devolverá al ermitorio de Sant Joan de Penyagolosa.



Cima y vértice geodésico de Penyagolosa

No hay comentarios:

Publicar un comentario