miércoles, 25 de mayo de 2011

Pinturas rupestres del Barranco Gisbert (Mosqueruela).

Balma de las pinturas del Barranco Gisbert

En el curso medio del barranco Gisbert, cerca de la carretera de Mosqueruela a la Iglesuela del Cid, se han hallado dos abrigos con pinturas rupestres representativas del arte levantino. Los grafismos se encuentran en unas balmas situadas próximas a un mas, y a una altitud poco frecuente, para este tipo de manifestaciones pictóricas, de 1.360 metros.
En el primero de los abrigos se puede observar, con mucha dificultad debido a la fragmentación y deterioro de las figuras, lo que parecen ser escenas de lucha entre arqueros, y posiblemente alguna escena de caza.
  

Calco de cazador
Calco de mujer



Entre las 27 figuras identificadas, datadas en el Eneolítico entre el 3500 y el 2000 aC., destaca un arquero, situado en el centro de la composición, corriendo con un arco y un puñado de flechas, que porta en la cabeza lo que semeja un gorro con plumas. Otro dibujo interesante, que se encuentra aislado en la parte superior del conjunto, representa una mujer estilizada y estática, con los brazos en cruz, vestida con una falda corta, y en la que se distingue una corta melena que le cae por los dos lados de la cabeza.
Barranco Gisbert
El segundo abrigo, mucho más pobre que el anterior, contiene apenas tres dibujos y un grabado, todos ellos de estilo esquemático y con una datación bastante más reciente.
Una hipótesis sobre la ubicación de este tipo de pinturas rupestres es la de marcar los lugares de caza. En este caso estaría justificado ya que las pinturas se encuentran muy cerca de lo que podría ser una zona de caza. A pocos metros de aquí el lecho del barranco se precipita unos 20 metros formando un cul de sac, un callejón sin salida hacia donde los animales, que se acercaban a beber, serían conducidos para facilitar su captura a los arqueros, los cuales acecharían desde lo alto del cinto. Todavía hoy es un lugar donde las cabras monteses abundan, por la disponibilidad del agua y lo escarpado del terreno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario